Tanto hombres como mujeres podéis llegar a ser multiorgásmicos si estáis dispuestos a realizar una serie de ejercicios prácticos de forma constante. ¿Sabes cuáles son?

 

Multiorgasmia masculina

La realidad es que ellos pueden llegar a ser multiorgásmicos de dos formas: a través de la multieyaculación, que consiste en eyacular varias veces en un mismo coito sin perder la erección, o a través del control de la eyaculación.

“El control de la eyaculación – afirma el sexólogo y experto en Tantra y Tao, Luis Duro – se basa en que el orgasmo y la eyaculación son dos procesos físicos diferentes. Cuando el hombre aprende a disociarlos se vuelve multiorgásmico. Para lograr esto, los ejercicios más recomendados son los Kegel, ya que se centran en el control y fortalecimiento del músculo pubococcígeo; y en la masturbación con control de la eyaculación.

A través de la práctica el hombre logrará llegar a tener orgasmos muy intensos antes de llegar al punto de inminencia eyaculatoria.”

 

Multiorgasmia femenina

Por su parte, las mujeres también pueden ser multiorgásmicas. Ya lo afirmaban afirmaban los sexólogos William Masters y Virginia Johnson en el año 1966 al mencionar que algunas mujeres pueden llegar a alcanzar un estado orgásmico de una duración de 43 segundos.

 

imagen1 
Sin embargo, al igual que sucede con el orgasmo múltiple masculino, en las mujeres también pueden aparecer de forma esporádica o concentrados.
Rachel Carlton Abrams, autora del libro The multi-orgasmic woman (La mujer multiorgásmica) afirma que una vez han alcanzado el primer orgasmo, todas las mujeres pueden perfectamente alcanzar un segundo, e incluso un tercero.
Para ello recomienda una serie de consejos sencillos a tener en cuenta.

  • En primer lugar, abrir la mente, tomar conciencia del propio cuerpo y pensar que sí se puede alcanzar.
  • Un segundo punto se centra en ejercitar la zona íntima con ejercicios Kegel, que fortalecerán y tonificarán los músculos internos.
  • Y, por último, recomienda dejarse llevar por el “aquí y ahora”, disfrutar del momento presente sin prisas. Esto facilita que se alarguen los besos, las caricias, el juego previo.
  • Añade que una vez se alcance el primer orgasmo, si la sensibilidad de la zona es muy alta – como suele suceder con el clítoris – la atención debe desviarse hacia otro lugar como los dedos de las manos o pies, cuello, o incluso la vagina, dirigiendo la atención hacia la parte anterior.

 

La Revista Científica Arbitrada de la Fundación Mente Clara pubiicó recientemente que las mujeres con este tipo de respuesta sexual cuentan una serie de características comunes: mayor libido, son más conscientes y sensibles a diferentes puntos erógenos de la vagina – punto G, situado en la parte anterior a 2.5-4cm, punto O, localizado en la pared posterior hacia el recto –, utilizan juguetes sexuales, son más conscientes de su psicología sexual, tienen una buena calidad en sus experiencias sexuales y cuentan con un estilo de vida satisfactorio.

 

Así que ya sabemos, si queremos experimentar la multiorgasmia tan solo tenemos que seguir estas técnicas. Eso sí, teniendo presente que todos y todas somos únicos, lo que hará que cada cuerpo experimente el placer y la sexualidad de forma diferente y respetable.

¡Hola! Te aviso que uso cookies propias y de terceros, si continúas navegando, es que estás de acuerdo. Lee nuestra política de cookies Cerrar ACEPTAR

Aviso de cookies

¿Quieres saber TODO sobre sexualidad?

Tu información nunca será compartida con terceros

¿Quieres saber TODO sobre sexualidad?

¡MUCHAS GRACIAS!