La educación sexual se centra en tres objetivos:

  • Conocerse a uno mismo. Quiero que te conozcas tal y como eres, que sepas qué es lo que te apasiona y lo que te desagrada, lo que sí estarías dispuesto a probar, a conocer y lo que no. Se centra en saber cuál es tu esencia de forma clara dentro del ámbito de la sexualidad.
  • Aceptarse tal y como se es. Quiero que una vez te hayas conocido sepas aceptarte. Sin miedos, sin creencias, sin dobles sentidos. Que seas capaz de abrirte a ti mismx tu alma sin juzgarte. En la diversidad está la clave de las personas.
  • Saber gestionar la erótica. Este tercer objetivo de la educación sexual se centra en que sepas qué es lo que te gusta y cómo te gusta. Además, deberás ser capaz de darte placer a ti mismx y de decirle a los demás cómo quieres que lo hagan.

 

El alma de la educación sexual

pexels-photo

 

Por lo tanto la educación sexual no es nada más que una forma más de expresión de la propia esencia de cada persona. Durante mucho tiempo hemos reprimido esta parte tan importante de nuestra naturaleza. Ahora, ha llegado el momento de quererla, aceptarla y darla a conocer.

 

Por eso mismo, el apartado de Educación Sexual centrará su atención en diferentes técnicas eróticas teniendo en cuenta que cada persona tiene su propia forma de hacer las cosas y que todos y cada uno debemos de buscar la nuestra propia. En la diversidad está el gusto y los sexólogos lo sabemos muy bien.

 

Cada preferencia, elección, fantasía, deseo o práctica serán comentadas para que todas las personas podamos elegir de forma libre, aquello que más nos interesa. El sexo siempre que sea consentido puede dar lugar a un abanico de posibilidades inimaginable.

¡Hola! Te aviso que uso cookies propias y de terceros, si continúas navegando, es que estás de acuerdo. Lee nuestra política de cookies Cerrar ACEPTAR

Aviso de cookies

¿Quieres saber TODO sobre sexualidad?

Tu información nunca será compartida con terceros

¿Quieres saber TODO sobre sexualidad?

¡MUCHAS GRACIAS!