“Hay tantos términos sexuales que designan nuestros genitales que llega un punto en el que podemos equivocar lo que realmente queremos decir. Por eso mismo ha nacido este post, para tratar de solucionar y de buscar palabras a todas las partes del cuerpo.”

 

Diferenciando términos

 

Parece que en pleno 2017 seguimos teniendo problemas para diferenciar qué es la vulva, qué es la vagina, qué es el clítoris… Si todo es todo o si una de estas palabras, es una zona. Por esto mismo, ¡vamos a comenzar por la parte más grande de forma sencilla!

 

1. La vulva

 

La vulva es la zona genital que tenemos entre las piernas las mujeres. Por lo tanto, es TODO lo que podemos ver a nivel externo: el monte de Venus (monte del pubis), los labios externos, los labios internos, el clítoris, la uretra y la vagina (¡OJO! ¡¡La vagina es una parte de la vulva, NO la vulva!!).

 

Por una educación sexual pobre muchas veces a la vulva se la ha designado de forma negativa o con apelativos cariñosos y estereotipados como “tesorito o galletita”. ¡Cuidado con esto! Debemos llamarla por su nombre o seguiremos transmitiendo una educación inadecuada a nuestros hijos e hijas.

 

También nos han enseñado que debemos tener las piernas cruzadas, que debemos asearnos mucho, que no está bien visto, etc.

 

Te contaré algo: siéntate como quieras, como te plazca. Además, cruzar las piernas puede perjudicar seriamente a la salud de tu columna vertebral. Con respecto al aseo. Sí, es importante que seas aseada, pero NO estoy diciendo que te laves la vulva 2-3 veces al día; con UNA es más que suficiente. Si lavas esta zona demasiado causarás un desequilibrio en la flora natural y puede que desarrolles infecciones.

 

2. La vagina

 

 

La vagina, como antes he mencionado, es una parte de la vulva. UNA PARTE, NO EL TODO. Así que hay que dejar de darle tanta importancia.

 

Cuando se habla de relaciones o prácticas eróticas muchas personas hablan de “vagina, vagina, vagina”, hay que saber que órgano del placer femenino es el CLÍTORIS, no ésta cavidad. A lo largo de los años nos han transmitido que el punto de placer femenino tenía que ser la vagina, por ser dónde se introduce el pene, pero NO es verdad.

 

Así que chicos y chicas, si estáis leyendo este post, que sepáis que toda la vulva se puede disfrutar y que no solamente estamos formadas por el agujero de la vagina.

 

3. El clítoris

 

 

Sé que en el título del artículo no hablo del clítoris, pero es imposible que no le haga una breve mención. Es el único órgano del cuerpo nacido por y para el placer. De hecho, los hombres no tienen ningún órgano con esta única finalidad, nosotras por suerte, ¡sí! Por lo que si crees que eres diferente al no alcanzar el orgasmo con la penetración, no te engañes. La mayoría de mujeres no logran el clímax solo la estimulación de su vagina, necesitan MÁS, ya que el clítoris es el precursor del placer femenino.

 

En las imágenes podéis ver dónde se encuentra. Podéis lamerlo, acariciarlo o frotarlo, averiguando si os gusta la presión directa, alrededor y la intensidad. Recordad que es una zona hiper sensible, así que ¡cuidado! Id poco a poco explorando, para averiguar cómo os gusta más.

 

Por último, haceros una petición especial. Siempre que leáis “vagina” refiriéndose a la vulva, hacérselo saber a las personas de esa web o de esa revista. Es conveniente utilizar términos correctos en todos los ámbitos de nuestra vida. Por poner un ejemplo, ¿a que no llamamos mariposa a una flor? ¿ni perro a un gato? Aquí igual, no debemos confundir palabras.

 

Espero que os haya gustado este post sobre educación sexual. Si tenéis cualquier duda podéis contactar conmigo a través del email: contacto@intimasconexiones.com

 

¡Hola! Te aviso que uso cookies propias y de terceros, si continúas navegando, es que estás de acuerdo. Lee nuestra política de cookies Cerrar ACEPTAR

Aviso de cookies