“El sexo rápido puede ser tan placentero y ardiente como el Slow Sex, todo depende de ti.”

 

A simple vista puede parecer que el “aquí te pillo, aquí te mato”, deja de tener calidad, se queda pobre y no vale la pena. Esto no es cierto. Lo importante es la CALIDAD del encuentro, no la cantidad en términos de tiempo o número de orgasmos.

 

Un encuentro sexual de 10-15 minutos puede ser muy fogoso, proporcionar un gran morbo y excitación en ambos miembros de la pareja.

 

Claves importantes para disfrutar de esta experiencia

 

 

Deseo sexual al máximo

 

Es fundamental que el sexo rápido se realice cuando las dos personas se encuentren muy excitadas, ya que si no puede ser doloroso y no cumplir las expectativas esperadas. Así que debéis besaros, morderos, lameros… realizar todo lo que os apetezca antes de centraros en la práctica erótica que os lleve al éxtasis. De esta forma, la mujer lubricará lo suficiente (si queréis realizar una penetración vaginal) y disfrutaréis más. Si no, siempre podéis utilizar un lubricante.

 

Nada es perfecto

 

Si tienes en mente la típica escena idílica de película, ¡olvídate ya de ella! La realidad muchas veces supera la ficción, pero otras veces, no lo hace. El sexo no va a ser perfecto, puede incluso que os pillen en pleno acto, que os manchéis o que terminéis por el suelo. Todo depende del lugar y el tiempo que tengáis.

 

Sin quitarse la ropa

 

A muchas personas les excita no quitarse la ropa y practicar el Fast Sex en cualquier lugar. Es una forma diferente a la que solemos estar acostumbrados, quitándonos absolutamente todo o dejando alguna pieza de lencería sexy.

 

Sexo oral, masturbación o penetración

 

Solemos pensar en tres cosas (sota, caballo o rey) y no es así. Intentad probar y experimentar cosas diferentes. Si normalmente vuestras relaciones sexuales siempre acaban en penetración, esta sesión rápida de sexo puede centrarse en la masturbación, en el sexo oral, en una combinación o en otra práctica. ¡Dejad que vuestra imaginación marque la escena, no pongáis limitaciones!

 

Experimenta e innova

 

Lo mejor del sexo rápido es que no está sujeto a programaciones. Suele surgir sin previo aviso, en un momento con la pareja, con un amigo o incluso con un desconocido. Esto ayuda a romper la monotonía, aumenta el morbo de la situación y permite que el cuerpo se exprese con total libertad.

 

Lugares interesantes para el Sexo Rápido

 

 

Normalmente el coche, la playa o el campo, son los lugares más recurridos por la mayoría de personas. Si bien, hay una serie de espacios que pueden generar mucho morbo y dar rienda suelta a la fantasía. Algunos de ellos son: un portal, un ascensor, la sala de un cine, un fotomatón o en un teleférico.

¿Añadirías alguno más a esta lista?

 

¡Hola! Te aviso que uso cookies propias y de terceros, si continúas navegando, es que estás de acuerdo. Lee nuestra política de cookies Cerrar ACEPTAR

Aviso de cookies