¡Hola chicxs! A lo largo del mismo descubriréis 7 confesiones de personas distintas, con sus experiencias prácticas y consejos sobre sexo anal.

 

Todas las vivencias son sumamente recomendables, por eso las he recopilado en este post, para que sepáis todo lo necesario sobre el sexo anal: sorpresas, opiniones, gustos, posturas y cómo disfrutar de la mejor forma.

 

Recordad, cada persona es única por lo que no todas las confesiones se corresponderán con vuestra experiencia personal. Siempre hay que priorizar el placer, la erótica global y dejarse llevar. Dicho esto, ¡comencemos!

 

Consejo #1: Sexo anal con lubricante de silicona

 

Mi primera experiencia no fue demasiado agradable. Recuerdo que teníamos un poco de prisa y no sé por qué, nos apeteció probar el sexo anal. Lo cierto es que no pudimos “hacer nada”, porque aquello no cedía. No teníamos demasiado conocimiento del sexo ni de cómo hacerlo de forma anal. Poco a poco con el tiempo descubrimos los lubricantes de silicona. Gracias a ellos pudimos relajarnos y disfrutar de esta práctica que, a día de hoy, es una de nuestras favoritas”.

Yolanda, 33 años.

 

Consejo #2: Utilizar preservativo SIEMPRE

 

 

“He escuchado a muchas personas decir que utilizan lavativas o que se limpian el ano con un dedo antes de tener relaciones anales, introduciendo un dedo. Lo cierto es que yo nunca he pensado demasiado en estas opciones. Siempre recomiendo el uso de preservativo porque evita padecer infecciones tanto si tienes pareja como si no. Una cosa que desconoce mucho la gente es que la materia fecal del ano es muy infecciona, está llena de bacterias, por lo que SIEMPRE hay que utilizar preservativo para no llevarse un susto.

Esto os lo cuento, porque conozco varias personas de mi alrededor que han sufrido problemas por no tener una higiene adecuada.”

Roberto, 28 años.

 

Consejo #3: No fuerces o causarás desgarros

 

“Lo recuerdo como si fuera ayer. Una noche de fiesta llevaba unas copas de más. Mi chico y yo quisimos practicar sexo anal con tan mala suerte que no teníamos un lubricante a mano, ni un preservativo… no le dimos muchas vueltas y nos pusimos al tema. La mala suerte fue que al empujar con fuerza, mi ano se desgarró y desde entonces sufro muchas incomodidades, sobre todo al ir al baño. Recomiendo el sexo anal, pero siempre con cabeza.”

Anónimo, 44 años.

 

Consejo #4: Más placer del que te imaginas

 

“Nunca pensé que fuera una práctica que me fuera a gustar tanto. Era bastante reacio a que me introdujeran nada por el ano, realmente… pero poco a poco, fui cediendo. Mi chica comenzó a introducirme un dedo poco a poco, tal y como comentas en el post de Cómo tener sexo anal por primera vez. Lo combinamos con penetraciones. Mientras yo la penetraba vaginalmente, ella me introducía un dedo a mí en el ano. Nunca pensé que fuera tan placentero, incluso nos hemos comprado algún plugin anal de juguete.”

Richard, 31 años.

 

Consejo #5: Preservativo distinto en vagina, ano y boca

 

“El mes pasado tuve una reunión con un grupo de amigas. Una contaba que tenía sexo anal con su pareja sin protección ninguna, me quedé horrorizada. ¿Cómo puede introducirse el pene de su pareja en la vagina con todas las bacterias que hay en el ano? Por eso mismo, tiene infecciones vaginales cada dos por tres y su Ph vaginal no se encuentra en buen estado.

Por suerte, logramos que entrase en razón. Hay que utilizar un preservativo distinto para cada práctica, sobre todo después del sexo anal, ya que es una zona placentera pero muy infecciosa.”

Sami, 38 años.

 

Consejo #6: Juegos orales

 

 

“Me gustaría compartir con vosotros mi experiencia en el sexo anal. Me gusta mucho el blog y considero que mi confesión puede ser de gran ayuda. Era un poco reacia a ello, pero me relajó un montón el practicar sexo oral en el ano con mi pareja. ¡Fue una experiencia asombrosa!

Eso sí, siempre después de ducharnos y con una higiene muy adecuada en la zona. No introducimos la lengua en el ano, solamente la pasamos por la zona exterior de cada uno y es súper placentero. ¡Lo recomiendo sin duda!”

Sara, 26 años.

 

Consejo #7: Una sorpresa muy agradable

 

“Mi pareja me vendó los ojos un día, al llegar del trabajo. Estaba un poco desorientado, no sabía qué hacer. Sé que es un poco vergonzosa y que le cuesta mucho experimentar nuevas cosas, por eso ese día me quedé encantado.

Comenzamos a acariciarnos, a rozarnos y a lamernos. La temperatura iba en aumento. Poco a poco, con lubricante, comenzó a tocarme la zona del ano. Fue una sorpresa sumamente agradable: suave, dulce, daba mucho gusto. Sin que me diera cuenta fue llevándome a su terreno. Introdujo mi pene en su boca y cuando estaba llegando al punto del orgasmo me penetró el ano con un dedo muy bien lubricado. Uno de nuestros mejores momentos.”

Miguel, 30 años.

 

Esperamos que esta recopilación de experiencias os haya gustado tanto como a nosotros. Recordad siempre los 7 principios que hemos incluido en este post y también, echad un vistazo a la Guía sobre cómo tener sexo anal por primera vez. Os ayudarán sin duda a vivir de forma más plena vuestra vida erótica. ¡Feliz semana!

 

¡Hola! Te aviso que uso cookies propias y de terceros, si continúas navegando, es que estás de acuerdo. Lee nuestra política de cookies Cerrar ACEPTAR

Aviso de cookies

¿Quieres saber TODO sobre sexualidad?

Tu información nunca será compartida con terceros

¿Quieres saber TODO sobre sexualidad?

¡MUCHAS GRACIAS!